FRENTE AMPLIO.

FRENTE AMPLIO
Con sus miradas atentas, firmes y concentradas, ellos y miles más nos interpelan. Que son 50 años, que no es una fecha más, que no es un aniversario cualquiera. Hoy rendimos homenaje a los que no están y lo dieron todo. Honor y gloria a todos ellos. A uno por uno les estrechamos las manos y le damos un abrazo. A los que sufrieron lo indecible, a los que lloraron de bronca y de rabia ante lo oprobioso. Los que superaron la traición. Los que nunca saborearon las mieles del poder. Los que dieron todo a cambio de nada. Los humildes; los sin pretensiones; los que sostienen lo que hay que sostener aunque se queden sólos. A ellos: ¡Salud compañeros!